Productos Destacados

Ácido Málico: cómo incorporarlo a tu rutina

El ácido málico es una sustancia que se encuentra naturalmente en las manzanas y las peras. Se considera un ácido alfa-hidroxi, una clase de ácidos naturales comúnmente utilizados en productos para el cuidado de la piel. También se vende en forma de suplemento dietético y ofrece una variedad de beneficios.
Los beneficios de los suplementos de ácido málico:

Cálculos renales

El ácido málico es un precursor del citrato, una sustancia que se cree previene que el calcio se una a otras sustancias en la orina que forman cálculos renales. El citrato también puede evitar que los cristales crezcan al evitar que se peguen entre sí. Según un estudio preliminar de laboratorio publicado en 2014, el consumo de ácido málico puede aumentar el pH de la orina y los niveles de citrato, lo que hace menos probable la formación de cálculos. Los autores del estudio concluyeron que la suplementación con ácido málico puede ser útil para el tratamiento conservador de los cálculos renales de calcio.

Fibromialgia

Un estudio publicado en el Journal of Rheumatology en 1995 encontró que tomar ácido málico en combinación con magnesio ayudó a aliviar el dolor y la sensibilidad en personas con fibromialgia. Para el estudio, los investigadores asignaron a 24 personas con fibromialgia al tratamiento con un placebo o una combinación de ácido málico y magnesio. Después de seis meses, los pacientes tratados con la combinación de ácido málico / magnesio mostraron una mejora significativa en el dolor y la sensibilidad.

Tal vez te interese:  Kit Vivir: Nutre, energiza y no engorda

El ácido málico es uno de los principios activos contenidos en la manzana. Sirve para disolver la bilis estancada y para ablandar los cálculos, lo cual es esencial para su posterior eliminación. Por ello, en la preparación de la limpieza hepática profunda se recomienda durante seis días la ingesta diaria de 1,5 kg de manzanas (masticadas o licuadas). Pero en casos de no poder completar dicha ingesta de fruta fresca, se puede utilizar el ácido málico para complementar la dosis necesaria.

Suplemento Prama

Para preparar los suplementos de Prama, se utilizan dos gramos (uno de los seis sobrecitos) en medio litro de agua tibia, se disuelven bien y se beben. Evitá ingerirlo antes, durante y hasta dos horas después de las comidas. El efecto limpiador del ácido málico puede generar diarrea, por eliminación de bilis estancada.

Suplemento Colabella

Para preparar los suplementos Colabella, coloque 10 g de producto (1 cucharada sopera) en 200 ml de agua fría o caliente, o agréguelo a la bebida de su preferencia.

Acercate a nuestros locales y llevate tus suplementos de ácido málico!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *