Novedades, Productos Destacados

Aceite de Abedul, el tratamiento natural para la celulitis

Es un aceite de masaje revitalizante para piernas, muslos y glúteos con la llamada “piel naranja”. Su uso regular suaviza, tonifica y reafirma la piel y reduce la apariencia de la celulitis.

Su efecto es rápido, efectivo y está completamente formulado con plantas. Su avanzada fórmula con extractos biológicos de hojas jóvenes de Abedul, Romero y Rusco, activa el metabolismo de la piel y facilita la circulación de líquidos. Además, su fórmula con Germen de Trigo, Aceite de Hueso de Albaricoque y Jojoba nutre, alisa y tonifica la piel.

Sí, es apto para personas veganas.

Aunque podemos pensar que la aparición de la celulitis se debe a un aumento de peso o a una vida sedentaria, estas no son las únicas causas: también puede deberse a cambios hormonales, genéticos, al tipo de ropa que usamos (la ropa ajustada favorece su aparición) o incluso si fumamos o consumimos alcohol de manera asidua.

¿Qué beneficios tiene el aceite de abedul en la piel de naranja?

Sus beneficios se deben principalmente a las siguientes propiedades:
  • Previene las bacterias y los hongos causantes de la aparición de la piel de naranja, principalmente en caderas, muslos e incluso abdomen. Las más conocidas son los estreptococos y los estafilococos.
  • Acaba con la grasa situada en los nódulos de los lipocitos (células que componen el tejido graso, que a su vez tiene la finalidad de mantener nuestros órganos vitales a salvo) causante de la celulitis.
  • Calma el dolor. Aunque no lo pensemos, la celulitis duele, especialmente si está en estado avanzado y sus hoyos son visibles en la piel independientemente de si estás de pie o tumbada.
  • Una vez que te hayas deshecho de la piel de naranja, si sigues usando este producto podrás ver cómo tus piernas adquieren un aspecto mucho más terso y esbelto que antes.
Tal vez te interese:  Principales beneficios para la salud del Hisopo

¿Cómo se aplica el aceite?

Antes de aplicarte el producto, asegurate de que la piel está seca y masajeá la zona deseada en movimientos ascendentes. Así vas a hacer que el líquido que circula por los vasos comience a estimularse. Para asegurarte de ello, repite este proceso durante cinco minutos.

Después, repartí una pequeña cantidad en la palma de tus manos y aplicala moviéndolas en círculos hasta que notes que se absorbe del todo y que tus manos están libres de aceite. Durante el primer mes podés aplicártelo dos veces al día para maximizar sus efectos, pero a partir de ese momento es suficiente con que lo hagas una vez al día.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta una serie de cuestiones para asegurarte que no corras el riesgo de experimentar ningún efecto secundario:
  • Es mejor si antes de usarlo, lo disuelves con agua, sobre todo si tienes un tipo de piel que se irrita con facilidad.
  • Evita usos prolongados de este producto. Mejor consúltalo con un especialista para saber si este es el tratamiento que más te conviene.
  • Tampoco está recomendado que lo uses si estás embarazada o en período de lactancia.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *