Consejos Saludables

Beneficios de la Polenta Orgánica

La polenta es una opción de comida saludable con varios beneficios nutricionales. Es un alimento versátil que se puede servir frío o caliente.

Beneficios

La polenta contiene carbohidratos y proteínas. Ciertas variedades de polenta están enriquecidas con minerales y vitaminas para aumentar el valor nutricional. Hacer polenta con leche en lugar de agua también puede agregar nutrientes valiosos.

Es una buena opción de comida debido a los siguientes beneficios:

1- Fuente de fibra y proteína

La polenta contiene proteínas y fibra para ayudar a una persona a sentirse completa. La fibra también se recomienda para mantener el sistema digestivo funcionando correctamente, para alimentar bacterias intestinales saludables y para prevenir el estreñimiento.

2- La polenta no contiene gluten

Muchas fuentes de fibra, como el trigo, el cuscús y el centeno, contienen gluten. Las personas con enfermedad celíaca o con sensibilidad al gluten pueden elegir esta opción como alternativa.

3- Rico en carbohidratos complejos

Los carbohidratos simples se descomponen rápidamente y pueden hacer que aumente el nivel de azúcar en la sangre de una persona. A menudo, los carbohidratos simples tampoco contienen muchos nutrientes. Tortas, galletas y pan blanco son ejemplos de carbohidratos simples. Los carbohidratos complejos en la polenta se descomponen lentamente, lo que significa que demoran más en digerirse. Esta liberación lenta puede mantener los niveles de azúcar en la sangre constantes.

Tal vez te interese:  Beneficios de la Espelta
4- Contiene vitamina A

Aunque no contiene grandes cantidades de vitaminas y minerales, la polenta contiene algo de vitamina A. Según los Institutos Nacionales de la Salud, esta es necesaria para el buen funcionamiento de los riñones, los pulmones y el corazón.

5- Fuente de los carotenoides

La polenta contiene maíz molido, que es una buena fuente de carotenoides. Estos disminuyen el riesgo de ciertas enfermedades, como algunos tipos de afecciones oculares y algunos tipos de cáncer.

6- Bajo en grasa

La polenta es naturalmente baja en grasa y se puede comer como parte de una dieta saludable para el corazón. Una persona que busca reducir su consumo de grasas saturadas debe cocinar la polenta con agua, leches vegetales o caldo en lugar de leche animal, y evitar agregar queso o mantequilla.

7- Contiene minerales esenciales

El hierro, el magnesio y el zinc son todos minerales esenciales. Aunque la polenta no proporciona grandes cantidades de estos minerales, todavía cuentan para una dieta saludable.

8- Baja en calorías

La polenta es baja en calorías, al igual que otros granos enteros. Los alimentos integrales y nutritivos que son bajos en calorías, como la polenta, pueden ser una buena opción para las personas que buscan perder o mantener su peso.

Consejos dietéticos

La polenta tiene un sabor suave a maíz, por lo que es una buena base para agregar hierbas, verduras o queso. Puede usarse como guarnición y comerse junto con pescado u otras carnes.

Tal vez te interese:  Receta de Sushi Temaki

Aunque la polenta tiene una consistencia similar a la papilla cuando se cocina, puede ser lo suficientemente firme como para rebanarla cuando se enfría. Las rodajas se pueden colocar en la parrilla o en el horno con varias coberturas, incluyendo queso o salsas.

La polenta cruda también se puede usar para hornear pasteles y pan en lugar de parte de la harina en recetas específicas. Usar polenta en recetas horneadas puede agregar valor nutricional y una consistencia húmeda.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *